top of page

Conservación de las aves rapaces en Argentina

Estas aves cumplen un importante rol en el funcionamiento de los ecosistemas y muchas de ellas se encuentran amenazadas o en peligro de extinción

fuente: www.conicet.gov.ar/conservacion-de-las-aves-rapaces-en-argentina/


Las aves rapaces son un grupo de aves que incluye los Estrigiformes (o aves rapaces nocturnas) y los Falconiformes (aves rapaces diurnas). En este último orden se pueden incluir los integrantes de la familia Cathartidae o buitres del nuevo mundo. Este variado grupo de aves juegan un rol fundamental en los ecosistemas, ya sea como “limpiadores” de cadáveres en el caso de buitres, jotes y cóndores; o como estructuradores de las cadenas tróficas en su rol de depredadores tope, en el caso de las restantes especies de rapaces diurnas y nocturnas.

Por su posición en las redes tróficas, estas especies suelen ser muy sensibles a modificaciones humanas del medio natural y por lo tanto pueden jugar un papel importante como bio-indicadores. La comunidad de aves rapaces en Argentina es muy amplia y se distribuye por todos los ambientes del país a excepción de la Antártida. Incluye cinco especies de buitres del nuevo mundo, 45 especies de rapaces diurnas y 21 especies de rapaces nocturnas.

El estudio de este grupo de aves en Argentina es incipiente y más aún los esfuerzos para conservar sus poblaciones. A mediados de los años ‘90 las aves rapaces se hicieron notorias en Argentina a causa de una triste noticia: la mortandad masiva de Aguiluchos Langosteros (Buteo swainsoni) intoxicados por el uso de un insecticida empleado para combatir las plagas de insectos en pasturas de la zona agrícola de la región pampeana.

Prácticamente toda la población de esta especie cría en Norte América y migra al sur del continente donde transcurre los inviernos boreales después de un viaje de casi 10.000 km, que repite nuevamente para regresar a reproducirse. Aquellas mortandades causaron alarma internacional, motivando el inicio de un proyecto del que participaron investigadores de Estados Unidos, Canadá y Argentina, y que permitió revertir con éxito la situación.

Nuestro grupo de investigadores, pertenecientes al Instituto de las Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa (INCITAP-CONICET) y al Centro para el Estudio y Conservación de las Aves Rapaces en Argentina (CECARA, Universidad Nacional de La Pampa), desarrolla diversos proyectos relacionados con la conservación de las aves rapaces y el estudio de su ecología a lo largo de todo el país. Uno de los más significativos es el proyecto de conservación del Águila Coronada (Harpyhaliaetus coronatus), el cual incluye el monitoreo a largo plazo de las poblaciones de esta especie en peligro de extinción. El trabajo realizado desde hace más de diez años ha aportado valiosa información sobre la biología de la especie y su estado de conservación, así como de las amenazas que enfrentan sus poblaciones.

La especie presenta baja densidad, bajo éxito reproductor y una elevada tasa de mortalidad, tanto en adultos como juveniles, asociada a la persecución, la electrocución en tendidos eléctricos y el ahogamiento en reservorios de agua como factores más importantes. Estamos trabajando en la actualidad con autoridades gubernamentales y ONGs para la ejecución de medidas que permitan revertir esta situación en el corto plazo.


Así mismo realizamos tareas de investigación y conservación con una de las grandes águilas amenazadas que habita la región selvática de las Yungas en el norte del país, como es el caso del águila poma (Spiziaetus isidori). En colaboración con investigadores de la Fundación para la Conservación y Estudio de la Biodiversidad (CEBio) y la Universidad de Jujuy se ha descubierto recientemente el primer nido para la especie en Argentina. Otros proyectos y estudios que llevan adelante los investigadores de este centro contemplan la evaluación del rol de las aves rapaces como dispersores de semillas, un papel ecológico totalmente novedoso para este grupo de aves, y la evaluación del impacto de la intensificación agrícola en los ambientes de la región pampeana sobre las poblaciones de aves rapaces.



Formación *José Hernán Sarasola es investigador adjunto del CONICET en el Instituto de Ciencias dela Tierra y Ambientales de La Pampa(INCITAP, CONICET-UNLPam). Es Licenciado en Aprovechamiento de Recursos Naturales Renovables, por la Universidad Nacional de La Pampa y Doctor en Biología por la Universidad de Sevilla, España. **Juan Manuel Grande es investigador asistente del CONICET en el Instituto de Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa (INCITAP, CONICET-UNLPAM). Es Licenciado en Biología por la Universidad de Barcelona, España, y Doctor en Biología por la Universidad de Sevilla, España.

253 visualizaciones30 comentarios

30 Comments


Fer Pieroni
Fer Pieroni
Jan 28, 2022

Excelente ! la educación y respeto por la naturaleza van a ser los que den por finalizada la destruccion de los ambientes y todo lo que habita en el.

Like

Luciana Lattanzi
Luciana Lattanzi
Jan 24, 2022

Está claro que la educación ambiental es fundamental para que la conservación de las aves rapaces (y de todas las especies en general) prospere. Esto se debe a que a través de esta práctica las personas tienen la posibilidad de adquirir conocimientos y cercanía con las especies que habitan su entorno, lo que facilita empatizar con sus necesidades y problemáticas. Pienso que las principales herramientas que brinda la educación ambiental son la generación de conciencia, hacer llegar la información al común de la gente y facilitar la práctica de ponerse en el lugar del otro... Otro ser vivo que tiene necesidades igual que un ser humano, del cual además este depende, ya que todo está interconectado de una forma muy…

Like

Como primera medida hay que destacar que la educación ambiental es fundamental para lograr la conservación en aves rapaces. Enseñar tanto a chicos como adultos, ya que cada uno cumple un rol diferente en la conservación actual y futura. Con esta educación se logra que la sociedad pueda conocer a estas aves, sus características y necesidades, que sean conscientes de las problemáticas y sobre todo que no sean causantes de ella. Porque muchas veces el desconocimiento es un factor causal y con la educación estamos evitando que continúe. Por ejemplo los cebos tóxicos que muchas veces son utilizados para una especie en particular, ignorando el impacto que causan, afectando a una cantidad enorme de otras especies, entre ellas las ave…

Like

Delfina Hanak
Delfina Hanak
Jan 15, 2022

La educación ambiental resulta fundamental para la formación de ciudadanos responsables y respetuosos del ambiente. En el caso particular de la conservación de las aves rapaces, entiendo que comprender el equilibrio ecológico y el rol que cada especie cumple en él es punto de partida para el entendimiento de la importancia de los predadores tope (en este caso, las rapaces) y de los carroñeros. Poder comprender la complejidad del equilibrio ecológico es fundamental, y el trabajo de conservación de rapaces brinda una excelente oportunidad para hacer la teoría realidad y comprometer desde la acción significativa a todos aquellos que participen.

Like

Marco Giustozzi
Marco Giustozzi
Jan 14, 2022

la educación ambiental cumple un rol importantísimo en el cuidado de especies de tanto valor ecológico como las rapaces. esto se debe a que la gran mayoría de las amenazas a estos animales son de origen humano. por medio de la educación ambiental, se puede concientizar a la población sobre el valor y la naturaleza de estas aves, generando así un menor impacto en las poblaciones salvajes de rapaces.

Like
bottom of page