Interrelaciones Biológicas. Cuando al Hombre Sabio se le va la mano

Fuente: http://magazine-wellness.com/news/interrelaciones-biologicas-cuando-al-hombre-sabio-se-le-va-la-mano/


Por: Lic Gabriel Giacobone



Las relaciones biológicas entre plantas y animales, viene evolucionando conjuntamente durante milenios, pero qué sucede cuando el Homo sapiens modifica eso.

Cuando se habla de Plantas Nutricias, en general se hace referencia a aquellas plantas que son alimento de las orugas y que luego del proceso de metamorfosis, se convertirán en mariposas o polillas.

Pero una Planta Nutricia es aquella planta que es alimento casi exclusivo de un organismo, en particular de un invertebrado. Ahora: ¿por qué un animalito sólo comería de una planta si tiene tantas para elegir?


Ahí comenzamos a hablar de Relaciones Interespecíficas y de Evolución Compartida o Coevolución. Durante miles y millones de años, los organismos van evolucionando y muchas veces lo hacen juntos. Entonces una planta empieza a generar glándulas repugnatorias para rechazar posibles atacantes, y siempre habrá algún herbívoro que se pueda adaptar a las nuevas glándulas sin que le afecten.

En esta carrera armamentista evolutiva, los organismos se van haciendo cada vez más especialistas, hasta el punto que se puede generar tal dependencia, que si uno no está el otro no puede vivir. En biología se dice que llegaría a extinguirse.

Los ejemplos de interrelaciones son miles, desde las flores y la polinización por medio de insectos y aves, hasta las hormigas cortadoras de hojas que desfolian árboles enteros para llevar a sus hormigueros.

Pero estos organismos, lejos de ser “malos” para las plantas, son excelentes controladores biológicos. Un ejemplo de esto son los arbustos ribereños: Acacia Mansa y Acacia Café (Sesbania punicea y S. virgata, respectivamente). Son plantas que crecen en las riberas del lagunas y ríos en, Sudamérica hasta las costas del Río de La Plata en Argentina. Las hojas son alimento único de un Coleóptero pequeño del grupo de los gorgojos (Eudiagogus episcopalis).

Los Eudiagogus se alimentan de las hojas, pero tienen una característica, comienzan a comer el borde de la hoja hasta la nervadura central, dejando las hojitas comidas como cuando alguno le mete varios mordiscos al borde de un panqueque.

Mientras que las Sesbanias tengan muchas hojas, los Eudiagogus dejarán las hojitas sólo con la nervadura y algún restito de hoja, pero ese restito hace que la planta siga haciendo la fotosíntesis. Por supuesto que, a menor superficie fotosintética, menor será el crecimiento de las Sesbanias. En algunos casos, cuando son muchos los escarabajos, las plantas quedan peladas y ni bien alcanzan a brotar ya se las están comiendo de nuevo.

Esto sucede cuando hay pocas plantas o muchos escarabajos. Ahí comienza una competencia entre los mismos Eudiagogus (interespecífica), que empezarán a tener hambre. Sin comida solo algunos sobrevivirán para poder aparearse y dejar los huevos para el año próximo. De esta manera, la población de Sesbanias y Eudiagogus está controlada por ellos mismos.

Las otras interrelaciones que tienen las Sesbanias es con insectos polinizadores (abejas, abejorros y moscas, por ejemplo) y algunos escarabajitos más pequeños, que pasan el invierno frío dentro de los frutos y se alimentan de sus semillas. Por lo que tiene más controladores biológicos.

Cuando comencé a estudiar sobre Eudiagogus, hace unos cinco años, me llamó la atención que había muy pocos estudios hechos en Argentina y Uruguay. De hecho, muy pocos son en español. Una gran cantidad de estudios estaba en inglés con investigadores sudafricanos o que estaban trabajando en África.

Me pregunté ¿por qué? igual que ustedes, luego vi que habían llevado semillas para África para usar la belleza de sus hojas y flores como plantas ornamentales. Lo que no tuvieron en cuenta es que la capacidad reproductiva de las Sesbanias es muy grande, y que aparte de los Eudiagogus, los otros insectos que se alimentan de sus semillas, habían quedado en Sudamérica. Lo que sí había era polinizadores y agua, por lo que la reproducción de Sesbanias se disparó a tal punto que ahora es una planta Exótica Invasora que atenta contra la biodiversidad del continente negro.

Los estudios sobre Eudiagogus son de ellos, porque comenzaron a investigar la forma biológica de controlar las poblaciones y de ahí tanta información. Por querer poner “lindo” el continente ahora tienen más problemas que antes.

Y todo esto es para que, una vez más, empecemos a ver y disfrutar de nuestros espacios naturales, conocer sus interacciones y sus interrelaciones. Si podemos disfrutar de lo nuestro, no necesitaremos traer ningún otro organismo que pueda generarnos problemas futuros.

1 visualización0 comentarios