top of page

¿Qué es la Teoría de las Piezas Sueltas? Y por qué deberías saberlo...

Fuente: https://www.kamchatkatoys.com/blog/que-es-la-teoria-de-las-piezas-sueltas-y-por-que-deberias-saberlo

Comencemos por el principio ¿de dónde proviene? ¿por qué está tan presente actualmente? ¿tiene soporte pedagógico? La Teoría de las piezas sueltas tiene un recorrido aproximado de 50 años, su creador, el arqueólogo, artista, antropólogo y arquitecto Simon Nicholson empezó a desarrollarla a comienzos de la década de los 70. Seguro la habrás oido nombrar en el contexto de la estimulación temprana o en contextos educativos cercanos a la pedagogía de Reggio Emilia. Pues su impacto en la formulación educativa ha cobrado mucha relevancia por su interés en el origen de la creatividad como forma flexible de afrontar y resolver los problemas. Nicholson, hijo de reconocidos artistas (su padre era pintor abstracto y su madre una reputada escultora), favorecieron que Simon y sus hermanas, crecieran en un ambiente profundamente rico en estímulos y materiales. Diversos y a su alcance, la familia tendía a crear y desarrollar proyectos artísticos en familia. Simon, realiza sus estudios de arte en Londres pero también se licencia en Arqueología y Antropología e incluso en algunas referencias hablan de él como Arquitecto. En todo caso, Simon se dedicó a la educación universitaria promoviendo en las asignaturas que impartía la interdisciplinariedad como consigna transversal del conocimiento. Simon Nicholson se pregunta sobre el origen de la creatividad, partiendo de la idea de que no es una cualidad exclusiva de algunas sino que todos, por principio, tenemos el mismo potencial para desarrollarla.


Simon concluye en su tesis "The Loose Parts" que la creatividad es directamente proporcional al tiempo, la cantidad y la diversidad de los materiales a los que el/la niña sea expuesto para manipular y transformar y que dicha experimentación con multitud de variables sensoriales, repercutirán en el desarrollo de un pensamiento más flexible y consecuentemente, en una mayorr capacidad para enfrentar y resolver las situaciones complejas.



Pero en qué consiste eso de "Piezas sueltas", pues la verdad es que es más obvio y sencillo de lo que pudieras imaginar. Las piezas sueltas es casi todo, es decir, son elementos susceptibles de ser recogidos, recolectados, movidos, transportados, manipulados y adaptados. La idea es que sea material lo suficientemente abierto como para que pueda ser transformado durante el acto de juego y en la manipulación. Ramitas, semillas, piedras, conchas marinas, hojas, piñas, cordeles, botones, anillas, carretes ¡Todo esto son piezas sueltas! son precisamente sus cualidades sensoriales diversas y su potencial transformador, lo que permite que en su uso individual o en combinación con otros materiales, pueda ser transformado para crear nuevos objetos a través del juego. Esta acción supone ofrecer al niño o niña que juega, el control de la situación, ser el artífice y el director de su propia escena de juego. Esta exploración y experimentación da lugar a mini-mundos afines a sus preferencias y elecciones, en las que lxs niñxs eligen y filtran los elementos que compondrán su escenario de juego. Su obra estará creada en función de las formas, tallas, texturas o colores que ellxs privilegien. No hay ninguna duda de que el juego libre con material no estructurado convierte los mismos elementos en infinitas combinaciones, ofreciendo un espacio de juego que no se limita por las características o estereotipos que pueda tener un juguete, sino que se abre al potencial creativo de quien ejerce el acto lúdico. De esta manera, se abre un espacio imaginativo y creador en el que quien juega, es el auténtico protagonista.


Si has visto con atención jugar a los niños y niñas, seguro te habrás percatado de que ellos y ellas prefieren las piezas sueltas ¡no hay nada más aburrido que los juguetes y las cosas con un único propósito! Y es normal que así sea, pues una vez que la función clave del objeto ha sido dominada, por ejemplo, presionar el botón para que aparezca una figura o que el juguete emita un sonido, los niños y niñas pierden el interés al agotarse la expectativa de sorpresa. Ya no hay desafío, ya no hay intriga. El guión seguirá siendo el mismo.


Dentro del espectro de juego con piezas sueltas, no hay una manera correcta o incorrecta de jugar. Y es precisamente esta ausencia de reglas y condicionantes lo que verdaderamente conecta con la creatividad. Niños y niñas requieren espacio y autonomía para expresarse abiertamente, encontrando así el verdadero sentido de lo que hacen y descubriendo sus propios límites serán capaces de superarlos, optimizando su capacidad de respuesta a los obstáculos.


Para los niños y niñas, las elecciones de juego se hacen mucho más interesantes cuanto más variables y flexibilidad de transformación ofrezca el material. De este modo un palo puede ser espada, varita mágica, caña de pescar, bastón, ariete o remo. El hecho de que un objeto tenga una potencialidad de cambio, es decir, si un material por su poca estructura favorece la adecuación y la flexibilidad, será la cualidad más estimulante e interesante para el niño o niña que juega. En este sentido, las piezas sueltas ofrecen variables casi infinitas, lo que invita a los niños y niñas a reformular el escenario de juego a su antojo y así a crear sus propias y nuevas historias.

52 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page